Viuda de docente clama por justicia

Moquegua.- “Yo quiero que me lo aclaren o por qué o cómo ha sido su muerte”, exclamó con lágrimas en los ojos Cristina Quispe, viuda de Marco Escobar Escobar, docente hallado sin vida en el centro poblado de San Francisco, la mañana del pasado domingo.
Con lágrimas en los ojos la acongojada mujer recordó a su esposo como una persona que no tenía problemas personales con nadie y que no había ningún tipo de amenazas que hicieran creer que su vida peligraba.
Relató que el sábado 4 de abril salió de su domicilio ubicado en El Pedregal con dirección al centro de la ciudad para adquirir un libro, sin embargo nunca regresó a casa.
A la mañana siguiente tomó conocimiento que un cadáver fue hallado en San Francisco, por lo que acudió a la comisaría y luego pudo identificarlo en la morgue.
Como un hecho inexplicable, contó que el viernes pasado (3 de abril) había salido a libar y que había perdido su casaca, documentos personales y teléfono celular; pero que misteriosamente llevaba puesta la casaca extraviada cuando fue encontrado sin vida.
A pesar de ello, la viuda dijo no tener sospechas de nadie, pues remarcó su esposo era un hombre tranquilo que no tenía rencillas con nadie.
Luego de la misa en cuerpo presente, el occiso fue trasladado a su domicilio para luego recibir cristiana sepultura en el cementerio.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*