Destacado Noticias

Tenencia responsable de mascotas previene casos de rabia y mordeduras

Moquegua.- La región Moquegua, actualmente es considerada zona libre de Rabia humana y canina, ya que desde hace más de 30 años no existe ningún caso, esto debido al constante trabajo que viene realizando el personal de la Dirección Regional de Salud Moquegua, que mediante campañas de salud, vacunación e información logra la sensibilización de la población moqueguana en cuanto a la tenencia responsable de mascotas.
Sin embargo, existe una parte de la población que no asume las recomendaciones, por lo que dejan a sus mascotas en la calle, lo cual constituye un riesgo para las personas que transitan sin preveer la presencia de un animal que no puede estar vacunado y protegido contra la rabia.
Entre el 04 y 06 de febrero del año en curso, el instituto Nacional de Salud, diagnosticó dos casos de rabia canina, procedentes de la provincia de Camaná, en el departamento de Arequipa, por ello, las Regiones vecinas como son: Moquegua, Tacna, Cusco, Puno y Madre de Dios, se encuentran en ALERTA EPIDEMIOLÓGICA y deben reforzar la vigilancia, prevención y control de rabia urbana.
La rabia es una enfermedad viral grave y mortal que puede afectar a todos los mamíferos, incluido el humano. La infección produce daño en el sistema nervioso y puede ocasionar la muerte.
La adopción de mascotas es una responsabilidad, la condición por la cual una persona tenedora de un animal, asume la obligación de procurarle una adecuada provisión de alimentos, vivienda, atención de la salud y buen trato durante toda la vida, evitando asimismo el riesgo que pudiere generar como potencial agresor o transmisor de enfermedades a la población humana, animal y al medio ambiente.
En este sentido, tener una mascota significa vacunarlos anualmente, desparasitarlos cada 6 meses, alimentarlos, disponer un espacio adecuado para su crianza, mantener limpia a la mascota tanto el lugar donde habita y los recipientes que utiliza, recoger sus deposiciones en forma diaria, suministrarle abundante agua, llevarlo en forma periódica al veterinario, aplicarle productos para la prevención de pulgas y garrapatas y entregarles afecto.
Los propietarios no deben permitir que sus mascotas· deambulen sueltas, deben ir acompañadas por su dueño con correa, y bozal en el caso de perros agresivos. En el caso de las hembras en celo, se debe evitar que salgan de sus hogares.

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*