Southern Peru implementó exitosos programas de manejo ambiental

Rate this post

En Ite con la remediación de la bahía y en Ilo con la modernización de la Fundición.

En el marco de Perumín 34 Convención Minera, Southern Peru explicó los alcances del programa de manejo ambiental que inició la compañía hace varios años en el sur del país y que han generado resultados positivos traducidos en mejoras para la población.
Durante la mesa redonda denominada “Innovación en el Perú y en la Región”, el Director de Servicios Ambientales de Southern Peru, Ing. Darío Oviedo Calderón se refirió a las mejoras efectuadas en la Fundición Ilo, el programa de remediación ambiental en Ite y la construcción de la presa de relaves de Quebrada Honda en Toquepala.
Respecto al proceso de modernización de la Fundición de Ilo, constituye la mayor inversión ambiental ejecutada en el país y Latinoamérica, que se concretó entre 2004 y 2006 y permite, actualmente, capturar más del 95% de los gases producidos en fundición y transformarlos en ácido sulfúrico.
La Fundición de Ilo dejó de ser un pasivo ambiental para convertirse en un activo minero, dijo. Su modernización permitió cumplir con las regulaciones ambientales establecidas, así como desarrollar un excelente mercado para el ácido sulfúrico en el sur del país.
Oviedo Calderón se refirió a los Humedales de Ite. Recordó que entre los años 1994 y 1996 Southern Peru construyó la presa de relaves de Quebrada Honda en una zona desértica y aislada en la frontera entre Tacna y Moquegua. Desde entonces se depositan allí los relaves.
Antiguamente se depositaban los relaves en la playa del mar de Ite con autorización de Gobierno Peruano. Esa era una práctica que se hacía a nivel mundial.
Desde el 96 se suspendió definitivamente la descarga de relaves al mar de Ite. En este lugar se trabajó un exitoso programa de remediación ambiental y se transformó las playas de relaves en uno de los humedales más extensos del país.
Ite constituye hoy un hermoso paraje natural con más de 126 especies de aves. Tiene 1600 hectáreas de espejos de agua, hierbas flotantes, totorales y juncos, así como áreas de pastizales y una zona de playa. Ha sido catalogado como uno de los humedales costeros más importantes para el ecosistema por Wetlands International, organización mundial dedicada a la conservación y restauración de humedales.

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*