Problemas dentales en escolares pueden afectar su rendimiento académico

Rate this post

Moquegua.- Las enfermedades odontológicas más comunes en los escolares son la caries dental, la gingivitis (inflamación de las encías) y maloclusiones (alteración de la posición de los dientes y morfología de maxilares), los cuales son ocasionados por la placa bacteriana acumulada en los dientes, informa la Estrategia Sanitaria Regional de Salud Bucal de la Dirección Regional de Salud Moquegua.
Los especialistas refieren que existen otros hábitos nocivos frecuentes en los escolares que afectan la salud bucal como la mala costumbre de morder objetos, uñas, lapiceros, borradores, juguetes, chuparse los dedos o apoyar la mandíbula sobre la mano o el antebrazo por un tiempo prolongado, lo que altera la forma de los maxilares.
Ante esta situación, el sector salud recomienda que antes de iniciar el año escolar los padres deben conducir a sus menores a un odontólogo para su chequeo médico, ya que es importante que los escolares inicien las clases sin problemas dentales, puesto que estos pueden afectar su rendimiento académico. El número de veces que el menor deberá acudir al dentista estará determinado por la frecuencia del desarrollo de caries, forma y posición de los dientes, dieta alimenticia, higiene bucal, entre otros.
El examen odontológico integral del menor consiste no solo en la revisión de los dientes, sino también, de todo el sistema estomatognático que es el conjunto de órganos, músculos, articulaciones y huesos que permiten a una persona masticar, hablar, sonreír, pronunciar, besar, succionar, entre otros.
Cabe indicar que el tratamiento tardío de una caries dental puede provocar la pérdida de un diente y este a su vez, puede alterar la posición de los demás dientes sobre el arco maxilar. Los niños que se encuentran en pleno proceso de recambio de dientes son propensos a padecer de este problema.
Una forma importante de prevenir, las enfermedades odontológicas es a través de las loncheras escolares saludables, conformadas básicamente por productos naturales como frutas frescas, jugos naturales, refrescos caseros, sándwich de casa, entre otros.
Los productos ricos en azúcares como galletas, toffees, chicles, gaseosas, jugos envasados, snacks, o todo aquello que contenga preservantes provocan daño en la salud bucal del menor, en vez de alimentarlo adecuadamente.

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*