Presidente Humala: hablemos pero en serio de una nueva mineria en el Peru

El Presidente Ollanta Humala planteó cuatro condiciones para el reinicio del Proyecto Conga: multiplicar por 4 la oferta de agua contenida en los planes originales de la empresa, respetar las 2 lagunas que la empresa planeaba desaguar para usar como botadero, generar un fondo social y generar 10 mil empleos.
La empresa Yanacocha ha ninguneado olímpicamente al Presidente Humala. Sus representantes Santa Cruz (Newmont) y Benavides (Buenaventura) han declarado que no se comprometen a nada. Peor aun, sin haber respondido formalmente a las condiciones que les pone el Presidente, han reiniciado las operaciones suspendidas desde los tiempos del Gabinete Lerner. La protesta en Cajamarca contra el reinicio de las actividades de Yanacocha ha dejado ya 5 muertos y decenas de heridos de bala. Además, han detenido, golpeado y vejado a Marco Arana –líder ecologista local y líder nacional de Tierra y Libertad. 6 meses después del fracaso de la negociación inicial entre los cajamarquinos y el gobierno, estamos de regreso en nada pero con muertos y heridos a cuestas.
Pero el Presidente Humala no solamente planteó condiciones para el reinicio de Mina Conga, sino que anunció una nueva mineria para el Perú y, con la finalidad de proponer las políticas y las normas de esa nueva minería, creó una Comisión Multisectorial encabezada por el Premier Valdés con el Ministro Pulgar Vidal como Secretario Técnico.
Esto es muy importante pues más allá del desenlace del conflicto en torno a Conga y de las lamentables fatalidades que este ya ha generado y puede seguir generando, gracias a ese mismo conflicto el país es hoy consciente de que no se puede hacer minería como con Fujimori, Toledo y García. Si el anuncio del Presidente Humala es serio y no otro juego de palabras para salir del paso, tenemos hoy día la oportunidad de discutir en qué nuevas condiciones se hace minería en el Perú.
A continuación, van algunas ideas iniciales para avanzar en un debate que debe incorporar a todas las partes, incluyendo al Gobierno Central, los Gobiernos Regionales y Locales, los inversionistas, y la sociedad organizada.
Aportes al debate sobre nueva minería en el Perú
Las reglas de juego de una nueva minería en el Perú deben basarse en cinco ideas fundamentales: i) la salud macroeconómica del país; ii) la visión del rol de la minería en el desarrollo; iii) el fortalecimiento de la gestión ambiental; iv) la cautela de los derechos de las poblaciones impactadas por los proyectos mineros; v) el fortalecimiento de la descentralización…….
1. Salud macroeconómica del país
La CEPAL señala que en todos los países productores de commodities en América Latina el boom minero (y petrolero) esta generando apreciación de la moneda local, depreciación del dólar y pérdida de competitividad de otros sectores exportadores (enfermedad holandesa). En consecuencia, no parece ser una buena idea que se hagan realidad, en el corto plazo, más de 50 mil millones de inversiones en minería que llevarían a que la canasta exportadora este aun más dominada que hoy por los minerales y se agraven nuestros problemas de tipo de cambio. Ello afectaría severamente la viabilidad de otros sectores que tienen potencial y que son socialmente más inclusivos.
En todos los países de América Latina y en buena parte del mundo la tendencia es a que los países busquen compartir con las empresas las ganancias extraordinarias que el aumento de los precios internacionales les está generando. En el Perú, se ha logrado un modesto incremento de este aporte por la vía de una negociación con el sector minero en torno a un gravamen voluntario para algunas empresas, un impuesto extraordinario para otras, y una revisión general de las tasas de regalías. Pero el aporte es modesto para el monto de sus ganancias extraordinarias (1200 millones de dólares anuales que serán mucho menos cuando las empresas descuenten estos aportes de su pago de impuesto a la renta y se incluya en el cálculo la no renovación del Programa Minero de Solidaridad con el Pueblo). Además, se centraliza todo en el ejecutivo (aportes) y esto actúa en desmedro de las regiones que pierden canon al pagarse menos IR. Por otro lado, no hay mecanismo de transparencia y rendición de cuentas de estos recursos. Se hace necesario entonces revisar ese acuerdo para incrementar el aporte de las empresas y asegurar su gestión más descentralizada y más transparente.
2. Rol de la minería en las estrategias de largo plazo
La misma CEPAL señala que los países productores de minerales y/o hidrocarburos se están volviendo o se están reafirmando como primario exportadores, incluyendo Brasil y Colombia que históricamente han tenido economías más industrializadas y más diversificadas. Es decir, que en los países productores de materias primas como minerales e hidrocarburos las exportaciones y la renta pública dependen cada vez más de estos sectores.
Hoy el Perú ya siente los costos de una apuesta de ese tipo pues la recesión norteamericana y europea y el des-aceleramiento ya hacen que el gobierno hable de crisis y se lancen paquetes anticrisis. No es esta la ruta que nos conviene profundizar. Nuevamente, no parece una buena idea apostarlo todo a un enorme paquete de inversiones mineras en el corto plazo si no tenemos una estrategia consciente y muy agresiva de diversificación de las bases del crecimiento, las exportaciones, la renta pública y la inclusión social.
Presidente Humala: hablemos –pero en serio- de una nueva mineria en el Peru
3. Fortalecimiento de la gestión ambiental
En el Perú, el Ministerio del Ambiente no tiene voz ni voto en la decisión de dar luz verde o no a los proyectos mineros, hidro-carburíferos o energéticos. Esto es así porque la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental está en manos del Ministerio de Energía y Minas, el mismo que otorga las concesiones y promueve las inversiones. Es decir, la gestión del sector energía y minas se mantiene como en los 90, antes de la creación del MINAM. El ejemplo más patético: cuando el Ministro Giesecke y su equipo quisieron ver el EIA de Conga, aprobado por el MINEM en Agosto del 2011, se encontraron con que el MINAM no tenía siquiera una copia del mismo.
Por su lado, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) permanece en manos del Ministerio de Agricultura (MINAG) y el MINAM se ha hecho cargo de una Oficina de Evaluación y Fiscalización Ambiental sin recursos y políticamente débil, pues aún no logra cobrar una sola de las multas que ha impuesto.
Es urgente transferir la gestión de la ANA y la aprobación de los EIAs del MINAG y el MINEM al Ministerio del Ambiente. Y es igualmente urgente fortalecer con recursos humanos y financieros al la OEFA y darle el respaldo político que necesita para derrotar las maniobras dilatorias de los empresarios en el Poder Judicial.
Es urgente elevar los estándares ambientales, hacer más exigentes los EIAs que se vienen aprobando e introducir las Evaluaciones Ambientales Estratégicas. Si una lección queda del trabajo de los técnicos del MINAM y de los peritos extranjeros que revisaron el EIA de Conga es que su evaluación podría haber sido mucho más exigente y que, en casos como el mencionado, hay que observar el impacto acumulado de los otros 3 proyectos que colindan con Conga (Galeno, Carpa y Michiquillay) y del proyecto energético Chadin II represamiento del Marañon que las acompaña para darles energía.
Es urgente aprobar una buena Ley de Ordenamiento Territorial que defina con toda claridad los roles del MINAM y de los Gobiernos Regionales y Locales y de la población en los procesos de Zonificación Ecológica y Económica (ZEE) y de Ordenamiento Territorial (OT), para establecer con toda claridad en donde sí, en donde no y con qué características se puede hacer qué tipo de minería en el país.
Es urgente redefinir la lógica y el momento de las concesiones mineras. Estas deben darse solamente en las zonas en las que la ZEE, el OT y el Plan Concertado de Desarrollo y la consulta previa consideran que puede haber minería. Y estas deben de resultar de una negociación y un contrato con inversiones en plazos pactados entre la empresa interesada y el estado para evitar la entrega de concesiones para fines especulativos.
4. Cautela de los derechos de las poblaciones impactadas
Las actividades mineras en el Perú se vienen desarrollando en un marco en el que no se cautelan los derechos de las poblaciones impactadas por los proyectos. Las audiencias sobre los EIAs no garantizan que la población pueda realmente conocer los contenidos ni menos debatirlos en serio, las protestas están criminalizadas por una legislación represiva y la Ley de Consulta y su Reglamento recién se han aprobado, están cuestionadas por las dirigencias indígenas nacionales y, en todo caso, aún no se ponen en práctica. Todo esto frente a un empresariado que, según Roque Benavides de Buenaventura y Newmont, “odia” el término licencia social.
Es urgente revisar los procedimientos de las audiencias sobre los EIAs, eliminar la legislación que criminaliza la protesta social, y concordar con las organizaciones indígenas las modificaciones necesarias para poder en práctica la Ley de Consulta en torno a los proyectos mineros. Diecisiete muertos en 12 meses son más que elocuentes.
5. Fortalecimiento de la descentralización
Así como en la gestión del sector energía y minas se ignora la existencia del Ministerio del Ambiente, en la evaluación y aprobación de los EIAs también se ignora que en el país ahora tenemos gobiernos regionales y un proceso de descentralización. En la misma dirección, el fortalecimiento del Ministerio del Ambiente debe tomar en cuenta la necesaria participación de los gobiernos sub nacionales en las decisiones que tienen que ver con megaproyectos que impactan en sus territorios.
Por esta razón, se deben asegurar/transferir competencias a los Gobiernos Regionales y Locales en materia de otorgamiento de zonificación ecológica y económica y ordenamiento territorial, tanto en materia de evaluación y aprobación de EIAs como en materia de evaluación y fiscalización ambiental de las actividades ya en curso.
Dos temas adicionales
Una parte importante del establecimiento de las reglas de juego para una nueva minería en el Perú es el reordenamiento de la cadena de toma de decisiones. En la actualidad, las concesiones se dan por pedido del interesado, sin que estén condicionadas a nada más que el pago de ciertos derechos y sin tomar en cuenta procesos que deberían ser previos y condicionantes como la zonificación, el ordenamiento, el plan de desarrollo y las consultas.

La alternativa debe ser en el siguiente orden:
· Zonificación Ecológica y Económica
· Ordenamiento Territorial
· Plan Concertado de Desarrollo
· Consulta Previa
· Concesión (contrato de exploración)
· EIA
· Consulta Previa
· Concesión (contrato de explotación)
· Evaluación y fiscalización ambiental
Otro tema indispensable tiene que ver con las inversiones mineras que ya están en algún momento de desarrollo. Observando los proyectos listados en la cartera de proyectos del MINEM, sería necesario proceder de la siguiente manera.
· Suspender el otorgamiento de nuevas concesiones
· Revertir al estado las concesiones entregadas hace mas de 3 años que no hayan sido puestas en vigor por los concesionarios
· Someter a consulta previa los 25 proyectos en estado de exploración o con EIA en evaluación
· Revisión independiente por MINAM y GRS de los EIA de los 10 proyectos con EIA aprobado
· Revisión independiente por MINAM y GRS de los EIA de los 10 proyectos con solicitud de ampliación
Hablemos pues –pero en serio- de las reglas de juego para una nueva minería en el Perú. Que esto no sea un juego de palabras. Que no sea como las condiciones que el Presidente le pone a la empresa Yanacocha y que la empresa ignora olímpicamente. Que no se reduzca a darle algo más de plata a la OEFA y pasarle los EIAs al MINAM.
Señor Presidente. No más muertos.  Sí a un dialogo serio y a una gran concertación sobre la nueva minería en el Perú. (Carlos Monge – losandes.com.pe) Cortesía: http://www.mineriaaldia.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*