Policía fue sentenciado a diez años de pena por encubrimiento personal

En noviembre del 2015, el suboficial de tercera de la Policía Nacional, Kenyu Homero Baldárrago Apaza y encargado de tránsito de la Comisaria Moquegua, recibió a un ciudadano puesto a disposición tras ser intervenido en flagrancia por conducción de un vehículo en estado de ebriedad.
El efectivo policial no comunicó el hecho a la Fiscalía, como establece el procedimiento, por lo cual fue procesado y sentenciado a 10 años por el delito de encubrimiento personal.
Según se determinó durante la investigación fiscal a cargo del Tercer Despacho de Mariscal Nieto, el efectivo permitió que el intervenido eluda la acción de la justicia, al retirarse del local policial sin continuar con las diligencias por el delito de peligro común, por lo que el colegiado concluyó que hubo una restricción legal a favor del intervenido.
Durante la investigación se recabó testimonios de efectivos, acta de intervención, entre otros, que confirman que existió la operación que no fue reportada por el investigado, pese a ser requerido por el fiscal, solo presentó actas de otras intervenciones, indicando que no había más incidencias durante su servicio.
El fiscal Yukio Merma Ramos, sustentó los hechos durante el juicio oral, por lo que finalmente, Kenyu Homero Baldárrago Apaza fue sentenciado a 10 años de pena efectiva, disponiendo que la ejecución de la misma sea una vez quede consentida la resolución, además de su inhabilitación para desempeñarse como efectivo policial y el pago de una reparación civil de mil soles que debe hacer a favor del Estado.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Facebook