Personas con diabetes deben mantener higiene y cuidado permanente con sus pies, para evitar ulceras

Rate this post

Moquegua.- En el mes de lucha contra la diabetes la Estrategia Sanitaria Regional de Enfermedades no Transmisibles de la Dirección Regional de Salud Moquegua, recuerda a las personas que padecen diabetes que son más propensas a desarrollar una ulcera en el pie o la pierna durante el transcurso de su enfermedad debido a la falta de cicatrización y la poca sensibilidad en sus órganos externos, por lo que una higiene y cuidado adecuado puede evitar complicaciones.
En tal sentido, es importante tomar en cuenta que cuando no existe un debido cuidado en las personas que sufren de diabetes, puede originarse el denominado pie diabético, siendo este el segundo motivo de amputación de órganos en nuestro país, ya que el pie del paciente diabético es muy sensible a toda forma de traumatismo, especialmente en el talón y las prominencias óseas que necesitan un cuidado especial.
Existen personas con diabetes o con problemas circulatorios cuyos pies se mantienen sanos toda la vida y otras que tras una simple lastimadura se complican al punto de llegar a la necesidad de amputación, esa propensión del pie para enfermarse y no curar, es decir la pérdida de la capacidad de reparación, se produce a raiz de alteraciones del sistema nervioso y/o cirugías, traumatismos, emociones fuertes, procesos inflamatorios o infecciosos acontecidos en el pasado (meses o años).
Para evitar estas ulceraciones y posibles amputaciones los pacientes diabéticos deben: lavarse los pies cada dia de preferencia con agua tibia y especial cuidado entre los dedos; en tanto las uñas deben cortarse con cuidado; los pies se deben inspeccionar con frecuencia, buscando detenidamente zonas resecas, deben espolvorearse con talco, si la piel está húmeda, o recubrirse con crema hidratante, si la piel está seca.
Las plantas de los pies deben ser inspeccionadas con un espejo o por otra persona, si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente al médico, no deben utilizarse bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines. Los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables, dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural.
Finalmente caminar con los pies descalzos es peligroso, ya que una pequeña herida puede tardar mucho en curarse y dejar de fumar es importante para la salud del paciente ya que el tabaco es muy perjudicial para los diabéticos.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*