Fiscalía intervine talleres que invaden espacios públicos en San Antonio

010 pesea comunicación telefonica los propietarios no acudieron al llamado de las autoridadesMoquegua, Con la finalidad de prevenir el delito de lesiones culposas y/o atentados contra la salud pública, la Fiscalía de Prevención del Delito y la municipalidad del Centro Poblado de San Antonio, ejecutaron esta mañana un operativo en diversos talleres de construcción de casas prefabricadas y estructuras metálicas, los mismos que fueron detectados en pleno uso del espacio público.
El operativo inició en el sector de la vía de ingreso del centro poblado, exactamente a la altura de la asociación de vivienda Alto Tiwinza, en donde se intervino tres talleres que venían invadiendo la vereda peatonal, como fue el caso del Comercial Dayana, el taller San Martín de Porres y el comercial Mega Estructuras Joel, los mismos que tampoco contaban con la respectiva licencia de funcionamiento.
Tras detectar estas irregularidades las inspectoras de la Gerencia de Desarrollo Urbano de la comuna de San Antonio impusieron infracciones que oscilan entre los S/. 192 a S/. 770 soles, además los funcionarios municipales advirtieron que ésta es la segunda advertencia que se realiza a los propietarios de estos talleres y de persistir en el uso de la vía pública y no tramitar la licencia de funcionamiento los locales serán clausurados.
Del mismo modo y aledaño al sector del hospital del MINSA se intervino un taller de bicicletas que invadía el espacio peatonal y no contaba con licencia de funcionamiento, el encargado del establecimiento fue amonestado con una infracción.
“Vivasos” en las funerarias.
Cabe precisar que el operativo tenía la intención de intervenir las agencias funerarias “Ramos” y “López”, las mismas que se encuentran apostadas por inmediaciones del hospital de Moquegua y que según los funcionarios municipales operan sin licencia de funcionamiento.
En su intento por rehuir a sus responsabilidades, los propietarios de ambas funerarias no acudieron al llamado de las autoridades, pese al contacto telefónico con los números de urgencias publicitadas en las puertas de éstas, los administradores no se hicieron presentes. Vía telefónica el propietario de la funeraria “López” argumentó que se encontraban fuera de la ciudad y que debido a la urgencia no se dio tiempo de cerrar las cortinas y apagar la radio de su negocio, este hecho fue tomado en cuenta por la magistrada Espinoza Barrera y los agentes municipales por lo que se impuso la infracción respectiva.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*