El 22 de abril se decidirá sentencia del Gobernador Regional

Moquegua.- El gobernador regional, Jaime Rodríguez Villanueva prefirió guardar silencio a su salida de la Sala Penal de Apelaciones que ayer revisó la sentencia de 4 años de cárcel que pesa sobre él por el delito de peculado culposo en la carretera Charijón-Huatalaque. No declaró a la prensa que buscaba con insistencia sus impresiones. Tampoco dio su testimonio ante los vocales superiores que integraban la Sala.
En la audiencia, su propio abogado César Santacruz dijo que había aconsejado a Rodríguez que guardara silencio y no emitiera declaración.
La Sala presidida por el vocal Alfredo Salinas Mendoza e integrada por los magistrados Max Salas Bustinza y Pablo Carpio Medina inició la audiencia a las 9 horas y la concluyó 10 minutos antes de las 14:00 horas. Los vocales programaron la lectura de su resolución para el 22 de abril a las 15 horas.
Ese día se conocerá finalmente si confirman la sentencia contra el gobernador regional, la anulan o modifican.
Por casi 5 horas, los vocales superiores desarrollaron una especie de “mini juicio”.
Aunque el Ministerio Público informó que el fiscal superior Roberto Cutipa se encargaría del sustento del caso, al final esta tarea la cumplió la fiscal adjunta Fanny Suárez. A la audiencia no se presentó el representante de la Procuraduría Anticorrupción, mientras el Gobierno Regional acudió con un procurador encargado.
En la audiencia de apelación también se revisó el caso de la sentencia contra el residente de obra, Bratson Meléndez condenado a 4 años de cárcel efectiva, del exgerente de Infraestructura, Julio Caminada sentenciado a 2 años de prisión suspendida y del exdirector de Supervisión, Carlos Montenegro, absuelto en primera instancia.
Hay que recordar que en el caso de este último, la fiscal Suárez desistió de su apelación por falta de pruebas. En el caso del gobernador regional ratificó que la autoridad pese a ser garante de los recursos del Estado no vigiló su buen uso. El abogado César Santacruz rechazó la imputación. Una numerosa “portátil”, entre ellos trabajadores del Gobierno Regional, acompañó a Rodríguez a su salida.
El 26 de noviembre de 2014, el juez Roger Pari condenó a Rodríguez. Si se confirma la sentencia, el gobernador podrá apelar aún a la Corte Suprema, pero en tanto correría el riesgo de ser suspendido del cargo.

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*