Consumo de vitamina C y Zinc previenen enfermedades respiratorias

Moquegua.- La vitamina C es un nutriente que nuestro cuerpo necesita para cumplir funciones básicas, Interviene en procesos esenciales como el crecimiento, la absorción de hierro, la producción de colágeno y el sistema inmunológico, recuerda la Dirección Regional de Salud Moquegua.
Así mismo, los profesionales de la salud destacan que la vitamina C fortalecido con el zinc, son grandes aliados para la prevención de resfriados comunes y disminución de síntomas y duración de los mismos. Ambos compuestos tienen funciones importantes a nivel del sistema inmune así como propiedades antioxidantes.
El zinc es el oligoelemento intracelular más abundante de nuestro cuerpo, cuya presencia es indispensable para la vida y el crecimiento. Alcanza concentraciones de 1.5 g en mujeres y 2.5 en hombres. Está presente en todos los tejidos, órganos, fluidos y secreciones con mayor concentración a nivel de huesos, hígado, músculos, próstata y riñones.
Al igual que la vitamina C, el zinc está relacionado con el adecuado funcionamiento de nuestro sistema de defensa, Una vez consumimos el zinc y la vitamina C, son absorbidos a lo largo de todo el tracto intestinal y a través de complejos mecanismos reguladores, se distribuye a las diferentes células de nuestro cuerpo donde cumplirán sus funciones.
La combinación de la Vitamina C y Zinc son recomendables para los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, ya que todos están expuestos a contraer enfermedades como, gripes, resfríos, entre otros.

El zinc se encuentra en una amplia variedad de alimentos. La absorción de zinc es mayor si este proviene de proteínas animales y vegetales, como: carnes, pescado, yema de huevo, carne de cordero, hígado, ostras, carne de aves, sardinas, mariscos, cereales integrales, soya, nueces, entre otras.
El consumo de frutas y verduras es la principal fuente de vitamina C, como las naranjas, fresas, moras, kiwi, tomate, pimiento, repollo, nabo, rabanitos, brócoli, papas y perejil. Una dieta rica en frutas y verduras se asocia a una reducción de la presión arterial, la inflamación sistemática y el estrés oxidativo.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*