Consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales previenen infecciones respiratorias agudas

Rate this post
infeciones respiratorias niños
Infecciones Respiratorias Agudas

Moquegua, En temporada de invierno, las Infecciones Respiratorias Agudas pueden evolucionar con facilidad a la complicada Neumonía, por lo que es importante que la población, sobre todo niños y adultos mayores, consuman alimentos ricos en vitaminas y minerales.
La Lic. Antonieta Risco Esquén, Coordinadora Regional de la Estrategia Sanitaria de Alimentación y Nutrición, sostuvo que la Vitamina A mantiene en buen estado la piel y mucosas, y previene y/o reduce el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias. Esta vitamina se encuentra en el hígado, lácteos, huevo, zanahoria, camote, papaya, vegetales de hojas verdes como espinaca, acelgas, entre otros.
Por otro lado, indicó que la vitamina C, además de fortalecer el sistema inmunológico, es un importante antioxidante que protege a las células de la agresión de los radicales libres, que aceleran el envejecimiento. Las principales frutas que la contienen son camu camu, papaya, naranja y mandarina. Para asegurar al máximo sus nutrientes es mejor consumirlas enteras o en trozos. Lo recomendable es partirlas justo en el momento que se van a consumir.
Así también manifestó que la vitamina E, aumenta la respuesta inmunológica y se encuentra en los cereales de grano entero como pan, arroz y pastas integrales, así como en el aceite de oliva, vegetales de hojas verdes y frutos secos.
Entre los minerales, el hierro previene la anemia y es necesario para la proliferación y maduración de las células inmunitarias, particularmente de los linfocitos asociados a la generación de una respuesta frente a agentes infecciosos. Esta vitamina está presente en los alimentos de origen animal, en especial en las vísceras (hígado, riñón, mollejas, etc.), sangrecita y carnes rojas.
La deficiencia de zinc en el organismo, ocasiona depresión de la función inmunológica. Las personas más susceptibles a padecerla son los niños, mujeres embarazadas, madres que dan de lactar, adultos mayores y vegetarianas o que practicas dietas bajas en calorías. Este mineral se encuentra en productos de origen animal y de granos como quinua, avena, trigo, cebada de girasol, entre otros.
El selenio aporta a la respuesta de los anticuerpos frente a ciertos tóxicos y el desarrollo de linfocitos. Se encuentra en mariscos, hígado, legumbres y frutos secos, cereales integrales, carnes, pescados, huevos y lácteos.
No debemos olvidar que si se toma antibióticos, para combatir alguna infección respiratoria aguda, hay que reforzar la flora bacteriana con alimentos como yogurt y fruta fresca. Además es muy importante consumir abundante líquido, a través de infusiones calientes como manzanilla, eucalipto, pero sin azúcar: Niños de 4 a 7 vasos y adultos: de 8 a 12 vasos

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*