Confirman sentencia contra exresidente por adquisición de tela para ternos en municipio de Ichuña

Rate this post

Hugo Oswaldo Sosa Cano, fue encontrado responsable como autor del delito de peculado por apropiación, por apoderarse de 20 metros de tela para ternos de propiedad de la Municipalidad Distrital de Ichuña.
El Ministerio Público imputó al sentenciado en su calidad de residente de la obra: Mejoramiento y rehabilitación de la infraestructura para actividades oratorias y como tal tenía la responsabilidad de su ejecución en aspectos técnicos, económicos, administrativos, debiendo cumplir con el expediente y requerir los bienes.
En uno de esos requerimientos de noviembre del 2014 requirió 20 metros de tela de la marca Barrington, los mismos que fueron ingresados al almacén central, siendo retirados días después por el propio residente, según consta en el registro de salidas, hecho advertido posteriormente.
Mediante un informe el nuevo responsable de la obra, manifestó que el anterior residente retiró el bien del almacén central sin retornarlos, devolverlos o aplicarlos a la obra, puesto que no tenían ningún tipo de relación con la misma, ni cumple ninguna finalidad pública, según detalle en el documento.
Por estos hechos es que la Fiscalía llevo a juicio a Hugo Sosa Cano, siendo sentenciado en marzo de este año a 4 años de pena con carácter de suspendida y al pago de una reparación civil, caso que estuvo a cargo del fiscal adjunto en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Ronald Márquez Saira.
Esta sentencia fue apelada por la defensa del imputado, quien solicitó sea absuelto, en audiencia manifestó que dicha tela era para la confección de ternos para el personal de la obra, con el fin que pueda desfilar por el aniversario de Moquegua en noviembre de 2014, los mismos que fueron entregados.
El fiscal adjunto superior, Jesús Rojas Hurtado, refirió que requirió la compra de tela, cuando el expediente técnico no lo contempla, recoge del almacén y firma la pecosa, consumándose así el delito apropiándose de la tela, considerando que si fueron para ternos o si fueron entregados luego es un hecho irrelevante.
Para los juzgadores lo manifestado por la defensa es incongruente, no se encuentra acreditado y no lo exime de su responsabilidad como residente, por lo que fue ratificada la sentencia, inhabilitándolo además por cuatro años en el ejercicio de la función pública y al pago de una reparación de 4500 soles y 1125 por días multa.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*