Automedicación en adultos mayores puede causar enfermedades mortales

Moquegua.- Los adultos mayores de 60 años, que acostumbras automedicarse, para aliviar molestias propias del desgaste natural de su organismo por la edad, se encuentran más propensas a presentar problemas cardiacos (arritmia, taquicardia y paro), renales, hepáticos y depresión del sistema nervioso central (convulsiones, rigidez en la cara, temblores y síntomas similares a la enfermedad de parkinson), que podrían llevarlos a la muerte.
Los adultos mayores, presentan una disminución progresiva de la masa muscular, disminución de las funciones del hígado y los riñones, bajo nivel de calcio, entre otras deficiencias, por lo que el tipo de medicación y la dosis que se les prescribe no debe ser igual a la de un joven o un adulto, factor que estos adultos no toman en cuenta.
La automedicación en personas de la tercera edad se inicia en el propio hogar, ya que en muchos casos, sea por factores de tiempo o desidia, los familiares prefieren usar recetas antiguas con medicamentos que los han curado para tratar las enfermedades de los ancianos en lugar de llevarlos a un médico. Esto es una práctica peligrosa porque el tipo y la dosis de los medicamentos prescritos a un anciano no son iguales a las que se destinan personas jóvenes. El desgaste de cada organismo es diferente y, por lo tanto, la asimilación de la medicación distinta.
Los medicamentos que tienen mayor demanda en las personas de la tercera edad y que suelen comprar si receta médica son las vitaminas, minerales, laxantes, antigripales, antiácidos y suplementos dietéticos. Se agrega otros fármacos cuya venta bajo esta modalidad está prohibida como los antibióticos, píldoras contra el insomnio o el dolor y tratamientos hormonales.
Los familiares y cuidadores de adultos mayores de 60 años, deben motivarlos a practicar estilos de vida saludables como consumir una dieta balanceada, realizar actividades físicas, realizar controles de salud periódicos y fomentarles creatividad permanente.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*