Ausencia de Yodo ocasiona daños irreversibles en el bebé

Moquegua.-La alimentación de una mujer durante el embarazo es primordial para la salud del bebé, por lo cual debe ingerir alimentos que contribuyan a su buena formación y desarrollo, como es el caso del yodo en la dieta diaria, ya que su ausencia podría ocasionar daño cerebral irreversible en el recién nacido, por lo que se recomienda el consumo de este micronutriente durante el embarazo, e incluso en la lactancia, con una dosis de yodo mínima de 250 microgramos al día.
Los nutricionistas de la Dirección Regional de Salud Moquegua, alertan que la falta de yodo puede ocasionar hipotiroidismo congénito o deficiencia de hormonas tiroideas circulante, que son necesarias para todos los procesos metabólicos del organismo, además, los bebés también presentan un bajo coeficiente intelectual, mayor deficiencia auditiva y del lenguaje.
En ese sentido, los profesionales de la salud invocan a las gestantes a incluir en su dieta alimentos que contengan este micronutriente esencial, como el pescado y mariscos de mar, así como el yuyo o cochayuyo, que constituyen fuentes principales de yodo, con una ingesta de tres veces por semana como mínimo. Asimismo, consumir sal yodada con las comidas.
El contenido en yodo de la leche y productos lácteos depende de la alimentación de los animales. Debido a ello y a nuestros hábitos alimentarios resulta difícil cubrir las necesidades diarias de yodo de la población a través de la dieta, y en la práctica esta deficiencia se evita suplementando la dieta con sal yodada.
De otro lado, y previa prescripción médica, se puede consumir preparados polivitamínicos y minerales; mientras que en casos severos se puede proceder a la administración intramuscular de aceite yodado, que previene la deficiencia de yodo por tres a cinco años, y una administración por vía oral, entre 6 a 12 meses.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*