Adornos navideños eléctricos deben ser ubicados en lugares seguros

Moquegua.-Padres de familia deben prevenir los accidentes por quemaduras eléctricas en los niños, debido a la mala manipulación de los diversos adornos navideños. El Dr. Juan Luis Herrera Chejo, Director de la Región de Salud, recomienda a los padres revisar minuciosamente los cables y extensiones de luz y evitar usar los de tipo artesanal.
Los menores de cinco años resultan ser los más perjudicados, ya que por curiosidad juegan introduciendo el dedito al enchufe, jalan los cables de colores y se ven atraídos por las luces para tocarlas, abrirlas o masticarlas, produciéndose mayormente lesiones graves en las manos y boca.
Las luces navideñas deben ser colocadas fuera del alcance de los niños, dejando una “zona de seguridad” que evite que ellos jueguen con las luces del árbol o del nacimiento tradicional; además no se debe usar velas en los nacimientos que pueden causar incendios. Del mismo modo se debe evitar el acceso y ocultar los enchufes detrás de muebles o artefactos, tapar los enchufes con cinta adhesiva o tapones evitando que sean de colores.
Debemos tener en cuenta: Proteger los orificios de los enchufes con tapas para prevenir que metan los dedos. Enseñarles a no jugar con las luces de navidad, supresores de pico, entre otros. Mantener los aparatos electrónicos lejos de superficies húmedas. Advertir que los postes de luz, cajas eléctricas, son muy peligrosas.

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*