Uso de medicamentos indiscrimidamente sin prescripción médica, genera resistencia y es peligroso para la salud

Con la finalidad de concientizar a la población en general respecto al uso indiscriminado de medicamentos y construir un
compromiso para encontrar soluciones comunes y combatir a las enfermedades infecciosas; así como impulsar la implementación de políticas y prácticas que pueden prevenir y contener la resistencia a medicamentos, la Dirección Regional de Salud recomienda, evitar la automedicación y su uso indiscriminado, ya que pueden ser dañinos para la salud.

En este sentido, los establecimientos farmacéuticos como: Farmacias y Boticas deben exigir la presentación de una receta médica actualizada antes de venderlos; en muchos casos, el uso de estos productos es innecesario y en otros, genera resistencia a la enfermedad, lo que anula sus efectos y obliga al médico tratante a recetar un producto más fuerte y de un mayor precio. Las infecciones por microorganismos resistentes pueden causar la muerte del paciente, transmitirse a otras personas y generar grandes costos para si mismos y la sociedad.

Se debe evitar utilizar recetas antiguas o de otras personas  a las que les hizo bien determinado medicamento, sin tomar en cuenta que cada organismo es diferente y podría generar resistencia. Muchos microbios (bacterias, virus, protozoos) que causan enfermedades infecciosas han dejado de responder a los antimicrobianos de uso común y, si bien la aparición de la resistencia es un fenómeno natural, se está acelerando debido a la utilización inapropiada de estos productos, lo que obliga a los médicos a prescribir medicamentos más fuertes y costosos.
Los antibióticos por ejemplo obstaculizan el éxito en el control del VIH, la malaria y la tuberculosis, tres de las principales causas de mortalidad por enfermedades infecciosas en el mundo. Además hacen más difícil tratar las infecciones adquiridas en los hospitales, facilitan la aparición de “bacterias” resistentes a los principales antibióticos, y hace necesarios tratamientos nuevos, más caros y más complejos.
La responsabilidad de la población y más aún de que este mensaje llegue a los jóvenes contribuye a un trabajo en dirección correcta, que busca la protección y el fomento de la salud integral y no sólo la ausencia de enfermedades

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*