Suscriben contratos para construcción del nodo energético del sur

Nodo_EnergéticoEl Estado peruano y dos empresas concesionarias internacionales suscribieron hoy los contratos para la construcción del Nodo Energético del Sur del Perú, mediante los cuales se instalarán centrales térmicas de 500 MW, en Mollendo (Arequipa) e Ilo (Moquegua), respectivamente.
 El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, saludó la suscripción de los contratos que harán realidad el Nodo y que, según dijo, “son una señal clara de que el proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP) ya está en marcha”.
 “Hay que destacar que esto demuestra que los inversionistas siguen apostando por el país. Esta desconcentración de la energía hacia el sur nos permite consolidar un sistema eléctrico más confiable y competitivo”, manifestó el titular del MEM.
 Según los contratos firmados hoy en la sede del MEM, la Planta 1, ubicada en Mollendo, será instalada por la empresa Samay I (de capitales israelíes), que en el concurso público para la adjudicación del proyecto ofreció una retribución de US$ 6,899 por cada megavatio-mes de energía que produzca en los siguientes años.
En el caso de la Planta 2, en Ilo (Moquegua), el proyecto estará a cargo a Enersur  (de capitales belgas) que ofertó durante el concurso US$ 5.750 megavatios por mes, siendo el precio máximo fijado por el concurso de US$. 9.452 MW/mes.
 El Nodo Energético creará otro núcleo de generación eléctrica en el sur del país, permitiendo atender en los próximos años una demanda creciente en esta región, desconcentrando la capacidad de generación eléctrica de la costa central, y manteniendo una reserva de generación del 30%. Asimismo,  asegurará el 70% de la demanda del gas que provendrá del Gasoducto del Sur Peruano.
El titular del MEM indicó que el inicio de operaciones de la central ubicada en Mollendo será a partir de mayo de 2016, mientras que la segunda central térmica de Ilo empezará a operar antes de marzo de 2017.
Los operadores de las centrales tendrán, además, las obligaciones de: conectar cada central termoeléctrica a un terminal de combustibles de Petroperú en Mollendo y al futuro terminal de combustible en Ilo; y proveer de tanques de combustible diésel B5 para atender el suministro de energía eléctrica por 15 días calendario a plena carga.
Además, tendrán que conectar cada central termoeléctrica al Gasoducto Sur Peruano para abastecerse de gas natural en la segunda etapa; y conectar cada central termoeléctrica al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional, mediante una línea de transmisión de 500 KV.
 Consultado sobre una eventual postergación de la licitación del Gasoducto Sur Peruano a pedido de los postores, el ministro dijo que se está conversando con ellos a través de Proinversión para definir esta situación y que en 15 días habría noticias al respecto.
 “Este es un proceso que ha generado interés en los inversionistas, hay por lo menos diez empresas que están participando activamente, se están consolidando consorcios entre ellos y estamos esperando y conversando para llevar adelante el proceso”, explicó.
 En la ceremonia de suscripción de los contratos también estuvieron presentes el viceministro de Minas, Guillermo Shinno; el director ejecutivo de Proinversión, Javier Illescas; el presidente del Comité Especial en Proyectos de Seguridad Energética –Pro Seguridad Energética de Proinversión, Guillermo Lecarnaqué, así como representantes de las empresas concesionarias.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*