ENTREVISTA: JAVIER DIEZ CANSECO: UN EJEMPLO DE GENEROSIDAD

 Me encuentro con el Dr. Wilfredo Kapsoli Escudero en la Universidad Ricardo Palma, quien amablemente ha aceptado una entrevista, acerca de su amistad con el Parlamentario Javier Diez Canseco

Por: Dora Salazar, Periodista

 

 

 
D.S.  Qué testimonios me podría dar de su amistad con Javier Diez Canseco?WK.  Javier es un personaje que me es familiar porque en los distintos momentos que lo frecuenté siempre me mostró su amabilidad y generosidad. Su figura atrajo mi atención desde su mismo nombre. 
D.S. ¿Por qué?
W.K.  Por que cuando estudiante universitario de la década 60 y 70 en San Marcos, vivía un clima político turbulento y lleno de líderes enigmáticos, como el Che Guevara, Fidel Castro, Luis de la Puente Uceda y particularmente  Javier Heraud, poeta que tuvo una creación lírica, premonitoria  cuando en alguno de sus versos dijo. “me moriré entre pájaros y árboles en el fulgurante río  de la vida”.   Efectivamente, Javier junto a otros camaradas, tomaron las armas en pos de la liberación, siendo emboscado y muerto a tiro en un río de Madre de Dios
D.S. ¿Alguna referencia acerca del nombre Javier?
W.K.  Efectivamente en el colegio Pedro A. Labarthe de Lima, en el que culminé los estudios secundarios, tenía un amigo llamado Javier Castañeda, con él y alguien más fuimos los tres únicos labartinos que, apenas egresados del colegio, ingresamos a la universidad  para hacer estudios: educación, letras y derecho. Los estudios, el clima intelectual y la política nos atraparon sin dejar otras motivaciones como nuestra pasión por el fútbol Así, cuando la selección peruana de fútbol se enfrentó en un partido amistoso con la selección argentina, decidimos ir al espectáculo que fue un domingo de mayo de 1964. Por el azar o el destino (que comentare en extensos el próximo año, pues se cumplirá 50 años de ese fatídico episodio), murió mi amigo Javier, su tío y su amigo; yo me salvé milagrosamente al haber llegado tarde a la cita previa para ingresar juntos al Estadio Nacional.   


D.S. Por lo que me dice, el nombre de Javier le causa mucha emoción
W.K. Por supuesto al punto que a mi hijo mayor le puse nombre Javier
D.S. ¿Se frecuenta con Javier Diez Canseco?
No, personalmente pero si he seguido siempre sus acciones políticas, sus entrevistas en la prensa y televisión, particularmente su entrega a la causa popular en pos del socialismo.
D.S. Y de sus encuentros personales qué nos puede comentar?
W.K. Recuerdo claramente tres momentos específicos: en su Despacho de Parlamentario, la primera vez, la segunda en un Congreso sobre Mariátegui en Hamburgo-Alemania y el tercero en el café Palermo, querencia de los intelectuales.
D.S. Podría Ud. Detallarnos sus recuerdos de cada encuentro?
W.K. Con mucho gusto:        1. Hacia fines de 1980 yo estaba preparando un libro sobre el Movimien                                to Pentecostal en Lima”, este era un trabajo muy complicado,  todo era a través de una observación participante directa, en los diferentes lugares donde en las que ellos se congregan y actúan. Tenía muchas grabaciones, testimonios y materiales que procesar, requería entonces de un apoyo económico. Este fue el motivo por el que solicité la entrevista a Javier que me la concedió casi de inmediato. Al llegar a su oficina, me recibió amablemente, le expuse el motivo de mi visita y para mi sorpresa, su respuesta  fue favorable y francamente generosa. Llamó a los directivos de una ONG para que me brindaran facilidades económicas del caso que incluyera la edición del mismo en forma de libro.

 

Así fue. El producto de mi trabajo de más de siete años de entrega fue publicado con el título de “Guerreros de la Oración” con más de 600 páginas con imágenes y estadísticas.

       2. Fuimos  a un congreso sobre “El Pensamiento Político de José Carlos Mariátegui”, donde cada uno de nosotros presentó sus respectivas ponencias. En la clausura del evento de Hamburgo-Alemania, los organizadores habían preparado una Fiesta Latina. Fuimos allí con Javier y otros compañeros, nos ubicamos en unas mesas redondas, tomábamos cerveza en vasos especiales cuando de pronto, una salsa ruidosa hizo que todos los interlocutores se lanzaran a la pista de baile. Javier y yo quedamos solos en la mesa. Entonces, en un tono de broma le dije: “algún día comentaré la soledad del líder abandonado por sus huestees tras las huellas de un ritmo salsero al estilo chalaco”. Javier se rió, y sin más, en la siguiente pieza de salsa, se puso a bailar y mover los pies en un ritmo tan acompasado que prácticamente motivaba el aplauso de la gente.

      3. En el Café Palermo, una ONG da apoyo al desarrollo económico cultural de los campesinos de Siguas-Ancash, había organizado una encuesta con los maestros de las escuelas rurales, sobre Mitos, Cuentos y Leyendas de Conchucanos, resultado de dicho proyecto fue el acopio de una inmensa cantidad de Literatura oral depositada en fólderes y archivadores. Los directivos de la ONG, me invitaron a que realizara la selección, estudio preliminar y edición de dicho material en un libro. Para decidir mi participación y honorarios por tal trabajo nos reunimos en el café  Palermo junto con Oscar Balbuena, esta ocasión igualmente Javier refrendó mi trabajo intelectual, a pesar de que yo políticamente no pertenecía al Partido Mariateguista que él dirigía.

D.S. Por lo que me comenta, Javier Diez Canseco, lo estima mucho y valora su producción intelectual

W.K. Nuestra estimación es recíproca y ahora que él se encuentra delicado de salud, hago votos para que encuentre una mejoría y retorne a sus fueros parlamentarios, para seguir fustigando a la demagogia, la corrupción y a los tránsfugas, que traicionan la delegación de confianza de sus electores para que los representen.

D.S. Dr. Kapsoli, ¿algún comentario que añadir?

W.K. Creo que Javier Diez Canseco es un hombre de Talento, de inteligencia clara y de entrega plena por el logro de la justicia social, la equidad y la auténtica democracia en nuestro país. Esperemos verlo pronto, actuando y batallando por esos encomiables ideales.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*