En moquegua el 7 % de gestantes son adolescentes

Moquegua.- Dennis tenía 15 años. Cuando supo que estaba embarazada cursaba el cuarto de secundaria y ante esta situación no sabía qué hacer. Mil ideas pasaban por su cabeza, se sentía asustada y tenía miedo de la reacción de sus padres; pero decidió contarles lo que le pasaba. Se armó de valor y se los dijo. La noticia los dejó atónitos. Hasta ese momento vivían convencidos de que su hija conocía acerca de los que es el embarazo adolescente, pues tenía clases de educación sexual en el colegio. Aunque nunca se atrevieron a hablar con ella sobre ese tema ¿En qué hemos fallado?, se preguntaban ¿Qué podían hacer?
ENCUESTA. El embarazo adolescente constituye uno de los mayores problemas de nuestra sociedad. Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del 2014, el 14,6% de mujeres entre 15 y 19 años están embarazadas o han tenido hijos, lo que representa un aumento en comparación con la misma encuesta del 2013 donde la cifra llegó a 13,9%.
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) los mayores porcentajes se presentan en las residentes del área rural (22%), en efecto, 22 de cada 100 adolescentes de 15 a 19 años de edad son madres en dicho sector. Mientras que en el área urbana la relación es de 10 de cada 100 mujeres. De esta área rural el 22% vive en departamentos de la selva como Ucayali, Loreto y San Martín.
EN MOQUEGUA. En nuestra región Moquegua el percentil está por debajo del índice nacional pues se llega a un 7%, según la coordinadora del programa Materno Neonatal, de la Red de Salud de Ilo, Jessica Cuayla.
Este es un problema grave, porque una adolescente embarazada limita su desarrollo personal, limitando su acceso a la educación trayendo también riesgos para su salud: una adolescente no está físicamente preparada para enfrentar el embarazo y parto. Es por ello que sus embarazos riesgosos y con un índice mayor de abortos y complicaciones durante el parto.
Según la coordinadora, los estudios señalan que el inicio de vida sexual es ahora de los 13 a 14 años, más de la mitad inicia su vida sexual antes de los 16 años.
Los embarazos a muy temprana edad forman parte del patrón cultural de algunas regiones y grupos sociales, pero en las grandes ciudades generalmente no son deseados y se dan en parejas que no han iniciado una vida en común; o tienen lugar en situaciones de unión consensual, lo que generalmente termina con el abandono de la mujer y del hijo, configurando así el problema social de la madre soltera, que se configura como una cadena, la cadena de la pobreza. El 20% de embarazos terminan en abortos practicados por personas sin la debida formación profesional y en condiciones sanitarias inadecuadas, ya que los servicios médicos especializados son escasos y costosos porque además el aborto es ilegal en el Perú.
RAZONES. ¿Por qué puede quedar embarazada una adolescente?
Muchos factores contribuyen a esta situación, Jessica Cuayla nos explica acerca de la situación moral de los adolescentes que atraviesan esta situación.
“Vienen de un hogar de padres separados, o no viven con los padres existe un abandono moral o son criados por terceras persona que no les ofrecen cariño, respeto y protección” refiere.
Su autoestima se ve mellada y se aferran a otro adolescente o adulto. Aunque según refiere los “padres” de los bebés de éstas adolescentes, son otros adolescentes igual que ellos.
La ausencia de información adecuada en temas de salud sexual influye marcadamente en las tasas de embarazo no deseado. A esto se suma la baja tasa de uso de anticonceptivos en los adolescentes en nuestro país.
“No solo hablamos de educación sexual, sino desde todos los ámbitos. Muchas veces los padres no quieren asumir que sus hijos empezaron una vida sexual y en lugar de educarlos en estos temas los reprimen y se reprimen ellos en vez de afrontar la situación de manera abierta y sincera, una buena conversación los ayudará a tomar la mejor determinación y no tomar decisiones de las cuales puedan arrepentir toda la vida” añade Cuayla.
TASA. Si bien la Tasa de Fecundidad de las adolescentes ha venido descendiendo en la gran mayoría de los países, la conducta reproductiva de este grupo poblacional es de gran preocupación para los formuladores de políticas de salud. Reducir la tasa de embarazos de adolescentes sigue siendo un desafío para el Estado.
En 2013 el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) aprobó el Plan de Prevención del Embarazo Adolescente, cuyo objetivo principal es lograr reducir al 2021 en un 20% la tasa de embarazos en los jóvenes, a través de una serie de acciones hacia este fin en diversos sectores del Estado: promoción de oportunidades y acceso a servicios de salud, educativos, entre otros.
Por su parte, el Ministerio de Salud trabaja en programas de prevención del adolescente a través de talleres de consejería sociales educativos dirigido a los docentes.
“Trabajábamos con los adolescentes, pero los directores argumentaron que ocupamos sus horas lectivas así que se decidió trabajar con los profesores, estamos desarrollando las habilidades sociales en los adolescentes y talleres de mejoras en actitudes”, manifiesta Cuayla.

Fuente: Diario Correo

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*