Adolescentes del centro poblado de yacango reciben charlas sobre el delito de trata de personas

Moquegua.- Un grupo aproximado de 40 adolescentes de los últimos años de educación secundaria de la Institución Educativa Vidal Herrera Díaz del Centro Poblado de Yacango recibieron una charla informativa sobre el delito de trata de personas, la misma que estuvo a cargo del personal de la Unidad de Asistencia a Víctimas y Testigos y el Fiscal Penal Víctor Muñoz Leyva.
Dicha actividad se cumplió en el marco de la labor preventiva que el Ministerio Público tiene a través de sus diversos estamentos, los mismos que cautelan los derechos e intereses de niños y adolescentes.
Fue así que con la ayuda de material audiovisual e información obtenida de diversos encuentros académicos, el Fiscal Penal Víctor Arturo Muñoz Leyva, brindó alcances a este grupo de adolescentes sobre las formas de captación y victimización en el delito de tráfico de personas, teniendo como premisa de la incidencia de este delito en la región Moquegua.
El magistrado advirtió de las “argucias” que usan las mafias dedicadas a captar personas para sacarlas del lugar de residencia y trasladarlas hacia zonas alejadas para someterlas a esclavitud sexual o laboral, además señaló que las mafias de tratantes no discriminan a sus víctimas por edad, sexo o estatus social.
Al finalizar su intervención el magistrado tuvo una interacción con los adolescentes quienes manifestaron sus dudas sobre el delito, “nuestra labor en estos momentos es prevenir futuros casos de trata de personas, a través de las charlas queremos proteger vuestra integridad física y velar por un futuro mejor para ustedes”, señaló el Fiscal.
Por otro lado, el coordinador de la unidad de Víctimas y Testigos, Hjalmar Mercado Sosa, ofreció alcances de las funciones y tipos de asesoría que brinda la Unidad de Víctimas y Testigos en beneficio de las personas, víctimas y/o testigos de un delito, en especial del tráfico de personas.
Señaló que esta unidad cuenta con un equipo de profesionales que tienen la capacidad de brindar soporte legal, psicológico y asistencia social, “nuestro propósito es que la víctima o el testigo de un delito contribuya en el proceso penal para alcanzar justicia, además tenemos la misión de contribuir a la rehabilitación emocional que toda víctima padece producto de un sometimiento, como es el caso de la Trata de personas, señaló el encargado de la unidad, Hjalmar Mercado Sosa.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*